«T.R.A.S. Tragedia Sistemática»

25 de junio de 2021

«T.R.A.S. Tragedia Sistemática»

Una mirada crítica sobre la sistematización de la violencia a los líderes sociales del país

Listen to «Podcast con Jennifer Medici de T.R.A.S» on Spreaker.

Jeniffer Medici, productora escénica y visual radicada en Londres realizó una instalación artística como memoria particular y colectiva, en torno a los asesinatos sistemáticos de líderes sociales en Colombia, en ella cuestiona el papel de la imagen en los medios masivos y la saturación que estos generan en el espectador.

Tragedia Sistemática:

La historia de la Violencia en Colombia data desde 1948 hasta la actualidad. La época de la Violencia y el surgimiento de las guerrillas en los años 60’s han dado origen al Conflicto Armado Colombiano. Cuando hablamos de violencia en el país, nos referimos a un sin número de síntomas asociados al conflicto, entre ellos aparece el desplazamiento forzado, los cinturones de miseria, el asesinato a líderes comunitarios y todos los efectos colaterales que puede generar en el cuerpo social una guerra endémica como la nuestra. A partir de los años 90’s los artistas colombianos se ven altamente influenciados en sus discursos por estas problemáticas y reconfiguran a través de sus obras espacios de reflexión y crítica.

La instalación artística T.R.A.S. retoma esas narrativas disruptivas para abordar estas problemáticas que siguen vigentes en nuestro país. Este proyecto se mueve entre los límites del arte y el diseño, configurando a través de un espacio tridimensional una instalación que, desde diferentes dispositivos pretende comunicar y generar una acción de memoria, acerca de la violencia sistemática que siguen viviendo los líderes sociales en este país y de esta manera cuestionar el papel cumplen los medios de comunicación en la homogeneización de la identidad de dichas víctimas.

En esta oportunidad, la instalación pretendió sensibilizar acerca del caso de Diana Patricia Mejía; líder, docente y madre comunitaria del barrio Candelaria La Nueva (Ciudad Bolívar), asesinada el 3 de febrero de 2018 en la ciudad de Bogotá por agentes desconocidos. La interacción del espectador con la pieza intentaba generar a partir de imágenes oníricas y situaciones indecisas una mirada singular sobre los hechos, abocando al espectador a crear su propia dramaturgia.

En el contexto colombiano la prolongada exposición a los hechos violentos, ha generado una saturación de las imágenes de muerte, es por esta razón que los artistas buscan devolverle a la imagen su capacidad de irrumpir y trastocar: “La tarea del arte consiste entonces en jugar con la ambigüedad de las semejanzas y de la inestabilidad de las diferencias, operar una redisposición local, un ordenamiento singular de las imágenes en circulación … se trata de despertar a los objetos de uso adormecidos, o las imágenes indiferentes de la circulación mediática para suscitar el poder de las marcas de la historia común que encierran”. (Rancière, 2011).

Jeniffer a partir del uso de la transmedia en su instalación, pretende jugar con las narrativas que circulan en los medios masivos y de esta manera intercambiar los lugares entre el público, las víctimas y los victimarios. “A partir de mi investigación, Nicolás Aguilar Forero, es profesor de los Andes y él habla de la aceptación y normalización en este tipo de sucesos y donde los medios de comunicación lo que hacen es llenarte de ese tipo de información que, a la final, lo omites… y limita la visualización de cada persona que han matado,” comenta Jeniffer.

“A partir de mi investigación, Nicolás Aguilar Forero, es profesor de los Andes y él habla de la aceptación y normalización en este tipo de sucesos y donde los medios de comunicación lo que hacen es llenarte de ese tipo de información que, a la final, lo omites… y limita la visualización de cada persona que han matado.”

El recorrido:

La instalación se compone de tres espacios de interacción. Uno de ellos dedicado a la lideresa asesinada Diana Patricia Mejía, en donde por medio de una página web se le realiza un homenaje a su labor social y recapitula pensamientos en torno a su visión sobre la educación. Este sitio está en internet y dentro de la instalación se puede acceder por medio de un código QR o desde un computador que hace parte del recorrido.

Otro de los espacios es la composición de una serie de cabezas de lamento, que evoca los familiares de las víctimas desaparecidas y los duelos que allí prevalecen.

Continuamos el recorrido y nos encontramos con las siluetas de los líderes, en esa oportunidad se construyeron 120 siluetas, una por cada uno de los líderes asesinados en ese tiempo, teniendo en cuenta que esta instalación se estrenó en el año 2018. En cada una de ellas aparece una inscripción sobre los nombres de cada víctima, la ocupación que tenía en ese momento, el lugar y fecha de nacimiento y si se conoce; el actor del conflicto al que le adjudican dicho asesinato.

Toda esa información es el resultado de una investigación documental encontrada en la página de Indepaz, en un informe de derechos humanos sobre la situación de los líderes sociales en Colombia. De esta manera Jeniffer pretende darle un nombre a esos números que aparecen en los registros y que no tienen una circulación mediática.

La saturación de las imágenes violentas, la podemos encontrar en la parte final de la instalación, donde nos encontramos con una caja-televisor que proyecta en diferentes ritmos imágenes mediatizadas, acompañadas de un noise de noticias que envuelven el espacio.

Diana Patricia Mejía:

Jeniffer escoge hablar de este caso en particular, ya que para la época en que se construyó la instalación, Diana Patricia fue la primera lideresa asesinada en Bogotá y con la que se identificó de manera inmediata; “Me identifique con ella, porque era la única mujer que en ese momento habían matado en Bogotá, y también por su historia, porque era una profesora, madre comunitaria, realmente era alguien como cualquiera de nosotros.” 

Y es que no estamos lejos de ser uno de esos líderes, ya que para este momento se han triplicado las cifras y siguen aumentando bajo la mirada cómplice de los agentes del estado.

Este tipo de creaciones artísticas se hacen necesarias para irrumpir y poner en circulación, todos los hechos de violencia que se perpetúan en el país y sobre los que hay que construir otros puntos de vista, ofreciendo distintas narrativas que permitan descentralizar los discursos e interpelar las miradas.

Esperemos que pronto pueda llevarse a cabo una nueva versión de T.R.A.S en Londres como una voz que no se pudo acallar, como un grito de libertad sobre nuestras propias tragedias.

FICHA TÉCNICA / Título: “Tragedia Sistemática. Una instalación como acción de memoria particular y colectiva” Diseño, producción e investigación artística: Jeniffer Medici Formato: Instalación artística País: Colombia Año: 2018

, ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Participa con tu mirada crítica y sé parte de Arte en Boga

Ir al contenido